CÓRDOBA, ARGENTINA. – Aunque Argentina tiene la libertad religiosa garantizada por el artículo 14 de su Constitución, el estado de Córdoba creó una ley provincial que tiene como objetivo prevenir cualquier situación de “manipulación psicológica”. Esta ley generó una gran controversia, abriendo las puertas a la persecución de los evangélicos en el país.

De acuerdo con Puertas Abiertas, esta ley se ha aplicado de forma abusiva contra las organizaciones religiosas.

 

De acuerdo con el artículo 3, la manipulación psicológica puede ocurrir “en grupos utilizando técnicas que requieren una gran devoción o dedicación a una persona, una idea o un objeto, que se utiliza para hacer proselitismo, doctrina dinámica o técnicas de persuasión para promover la destrucción de la personalidad”.

Poco después de haber sido promulgada, el pastor bautista Marcelo Nieva fue acusado por los políticos y la policía de dirigir una “secta controvertida”. Él dice que “debido a esto, las acusaciones y el odio en contra de la iglesia se han incrementado significativamente, sobre todo después de que la prensa informó de ello.

Radio Online